Energía Solar Térmica, un confort extra para tu casa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La energía solar térmica sirve para calentar el agua de tu casa, olvidándote de una vez por todas de las convencionales bombonas de butano. Normalmente cuando hablamos de placas solares, se tiende a pensar que éstas sólo producen energía eléctrica para tu casa. Sin embargo, su uso para calentar agua es un hecho que cada vez está más extendido.

 

La instalación de energía solar térmica es algo que puede resultar de especial interés a casi toda la población: desde propietarios de viviendas unifamiliares, casas de campo, hoteles rurales… pasando por personas dedicadas a la ganadería o aquellos que están a cargo de explotaciones agrícolas, ya que todos les viene bien un sistema de agua caliente mediante energía solar que les pueda suponer un ahorro considerable y abastecimiento cómodo de agua caliente.

Dicho con otras palabras, la energía solar térmica interesa en cualquier edificación o recinto, ya sea doméstico o bien industrial, donde se necesite agua caliente por paneles solares en una temperatura que oscile entre 30ºC – 60ºC. Esta sería la temperatura ideal para el buen funcionamiento de los captadores solares planos.

 

¿Cómo funciona la energía solar térmica?

 

La energía solar térmica es recogida por las placas instaladas, que a su vez transforman la energía solar en calor que en edificios de viviendas puede ser utilizado para producir agua caliente sanitaria (también llamado ACS), calefacción, calentar el agua de piscinas, etc. Este hecho no sólo resulta más ecológico (ya que a más energía producida a partir del Sol, menos energía fósil se consume para producir calor), sino que también contribuye a reducir, tal y como indicábamos antes, el importe de la factura energética.

 

Desgraciadamente, la energía solar térmica no es tan conocida como la solar fotovoltaica y es evidente que en Andalucía no estamos haciendo un uso racional de esta energía con la radiación y horas de sol de las que disponemos en nuestra comunidad. Este hecho puede ser fácilmente solucionable incorporando una instalación renovable que permita aprovechar la energía del solar para generar calor.

 

También debemos tener en cuenta que el buen funcionamiento de las instalaciones de placas solares térmicas para calefacción y/o ACS depende de la interacción de varios componentes. Nuestros técnicos indican que para obtener el máximo rendimiento es necesario que:

 

  • El sistema de acumulación esté bien dimensionado.
  • El circuito hidráulico bien equilibrado y aislado.
  • Los emisores escogidos tengan el rango óptimo de temperaturas de trabajo.
  • Un sistema de captación de datos y control que gestione el funcionamiento de la instalación para obtener en todo momento la máxima cantidad de energía.

 

Ventajas de la energía solar térmica

 

Las ventajas de una instalación basada en energía solar térmica son muchas, aunque a menudo son desconocidas para muchos usuarios. ¿Sabías que cuanto mayor sea la demanda de agua caliente en el edificio (mayor número de usuarios) el dinero invertido en la instalación de paneles solares para calentar agua se recupera de una forma más rápida?

 

Conviene también saber que un equipo solar de buena calidad, como los que ofrecemos en Dimarsa y bien mantenido, dura más de 25 años.

 

  • El principal beneficio de las placas solares térmicas es que, si viene algún día nublado, seguiremos teniendo agua caliente, porque la instalación mantendrá la temperatura del día anterior.
  • No necesitamos combustible, por lo que el ahorro económico en las facturas de gas/gasoil/electricidad es considerable.
  • Una instalación de energía solar térmica nos protege contra las continuas subidas de la luz y el gas.
  • Nuestra vivienda/empresa dejará de emitir gases de efecto invernadero, por lo que estaremos contribuyendo a frenar el cambio climático. Dicho con otras palabras, además del ahorro económico te proporcionará un “ahorro ecológico”. No sólo hay que tener presente los euros que se quedarán en nuestro bolsillo, sino también los kg de CO2 que tu vivienda dejará de emitir a la atmósfera, porque la energía que estás utilizando es 100% limpia y gratuita.
  • Nuestra vivienda incrementará su valor, o en el caso de un uso industrial, nuestra empresa mejorará su imagen pública.
  • Generamos empleo, dinamizamos la economía y reducimos la dependencia energética de nuestro país o región con respecto a terceros.

 

Usos frecuentes de las placas solares térmicas

 

El uso más frecuente de las placas solares térmicas es, tal y como indicábamos al principio de este artículo, es el de contribuir a la generación de agua caliente sanitaria tanto para su uso en viviendas residenciales, rurales como en instituciones o empresas. Otro uso muy rentable de la energía solar térmica es su utilización para calentar agua en instalaciones deportivas con un gran volumen de agua como pueden ser los gimnasios, centros deportivos o las piscinas, que además cuentan con un uso estacional coincidente con los meses de mayor radiación solar.

¿Qué sistemas son los más utilizados en placas solares térmicas?

 

Los tipos de paneles solares térmicos se pueden instalar mediante 2 sistemas:

  1. Sistema Termosifón

Se trata de la instalación de paneles solares más habitual en viviendas unifamiliares. Consiste en un conjunto compacto formado por el panel y un acumulador de agua y son considerados los mejores paneles solares para calentar agua sanitaria. Además, no emplea una bomba para impulsar el agua hacia el acumulador. El agua calentada ya asciende ella sola de manera natural. Al pesar menos que el agua fría, al entrar en el panel y calentarse por la radiación solar sobre el vidrio, empieza a ascender por los tubos hasta alcanzar el depósito superior.

Este tipo de instalación solar térmica tiene también una ventaja: no necesita motores impulsores eléctricos, así que tiene menos riesgos de avería.

  1. Sistema Forzado

Son aquellas instalaciones que llevan un electrocirculador con potencia eléctrica para bombear agua. La estructura de una placa solar térmica sobre sistema forzado no necesita que el depósito acumulador esté encima del captador, por lo que queda más estético visto desde la calle.

 

 

La energía solar térmica es una tecnología limpia y rentable. Esto la convierte en una opción muy a tener en cuenta para cubrir las necesidades energéticas, tanto de nuestro hogar, vivienda rural o de nuestra empresa.

 

En Dimarsa contamos con una amplia experiencia gestionando instalaciones térmicas de todo tipo. Para más información, puede contactar con nosotros en el teléfono 955 123 339 o en el email info@dimarsa.es

Dejanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo

    ¿En qué servicio estás interesado? *

    ¿Dónde nos conociste?
    GoogleTVRadioRedes SocialesEmailConocidoBus

    He leído y Acepto la Política de Privacidad (Obligatorio)
    Acepto recibir Comunicaciones Comerciales y Newsletters. +info (Opcional)

    Información básica sobre Protección de Datos
    Responsable: Dimarsa Energy Solutions, S.L.
    Finalidad: Dar respuesta a la consulta realizada por el usuario.
    Legitimación: Aceptación por parte del usuario al marcar la casilla.
    Destinatarios: Dimarsa Energy Solutions, S.L.
    Derechos: Derecho a modificación, supresión y todos los derechos que quiera ejercer solicitándolo a través de info@dimarsa.es
    Información Adicional: Puede solicitar más información en Política de Privacidad